Saltar al contenido

Por qué mi Perro Babea abounding ¿Qué debo hacer?

09/06/2016

Si un perro babea mucho, no es algo normal. Si bien es cierto que algunas razas tienden a babear abounding más que otras, el babeo excesivo puede indicar que el perro siente dolor, tiene una herida, o un problema de salud. Veamos estas posibilidades en más detalle.

Mi perro babea abounding de repente

El babeo en perros puede tener un origen emocional, ya que el estrés, la excitación y el miedo provocan un exceso de salivación en los perros.

Pero si tu perro babea abounding y huele mal, una de las primeras cosas que debes hacer es inspeccionar su boca, para ver si algún diente está dañado o roto, o si sus encías están inflamadas o enrojecidas. A continuación puedes oler su boca, para obtener más información. Si, ciertamente no es lo más agradable del mundo, pero si detectas mal olor en la boca de tu perro, es una pista sobre qué puede estar ocurriendole.

Cuando un perro babea y su aliento huele mal, normalmente es debido a una infección bacteriana o a una enfermedad de las encías producida por un exceso de sarro y placa dental acumulados. En este caso, es hora de llevarlo al veterinario para que alter su boca y sus dientes, y le haga una limpieza bucal a fondo.

Por que babean los perros

Si un perro babea abounding de repente, posiblemente exista un problema de salud detrás, como puede ser:

  • Un cuerpo extraño en su boca: si un perro babea y appear poco, o al addition emite gemidos, es muy posible que tenga un objeto extraño alojado entre sus dientes, o clavado en la encía. Estos objetos pueden ser cosas como un trozo de hueso astillado, o un pedacito de madera si ha estado jugando con palos. Al tratarse de astillas muy pequeñas, es posible que a simple angle no las veas, por ello es importante que acudas a tu veterinario quien inspeccionará en detalle la boca de tu perro en busca del posible objeto que le está causando el malestar.
  • Alergia al polen. Si tu perro babea después de pasear por el campo o el parque, especialmente en primavera, posiblemente sea alérgico al polen o a ciertas hierbas, como las gramíneas. Uno de los síntomas de este tipo de alergias puede ser la salivación.
  • Enfermedad de las encías. Una de las causas más frecuentes del babeo en perros es la acumulación de placa dental y la gingivitis, o inflamación de las encías.
  • Un diente roto o podrido. Un diente picado o roto es otra de las causas comunes del babeo excesivo.
  • Dolor, cuando un perro siente que le duele la boca o la mandíbula, es accustomed que su organismo reaccione salivando en exceso. El dolor también puede estar en otra zona de su organismo, y podría deberse por ejemplo a una infección del tracto urinario, o a una otitis.
  • Un bump en la boca. Tumores como los melanomas pueden aparecer en la boca de un perro y causar entre otros síntomas un babeo excesivo. Los melanomas orales suelen comenzar como una pequeña mancha oscura, que va creciendo con el tiempo y aumentando de tamaño. Si no se tratan son potencialmente mortales, con una alta capacidad de metástasis.
  • Envenenamiento: cuando un perro ha comido una substancia tóxica y peligrosa como herbicidas, pesticidas, detergentes, cloro, etc puede mostrar síntomas como el babeo, espuma blanca en la boca, temblores, falta de coordinación, agony y gemidos, e incluso pérdida de consciencia. Las propias toxinas causan los temblores en el organismo, al dañar el sistema nervioso y otros. Este es un caso muy grave que puede acabar con su vida en cuestión de horas, y si sospechas que tu perro puede haber ingerido cualquier producto peligroso, debes llevarlo al veterinario de urgencia.

La baba en perros es un motivo de preocupación

Casi todos los perros babean, eso es accustomed y no debe estresarnos. Los perros babean cuando huelen comida que les gusta, cuando ven una bolsa de golosinas, cuando saben que se acerca la hora de comer, cuando están emocionados, etc. En general, simplemente por ver que un perro babea un poco no debemos alarmarnos.

Pero sí debemos preocuparnos o al menos prestar atención, es en el caso de encontrar un cambio en la cantidad de babeo, es decir, si de repente nos damos cuenta de que el perro está babeando abounding más que anteriormente.

También debemos prestar atención a si el exceso de babas viene acompañado de otros síntomas preocupantes, como pueden ser ruidos respiratorios, dificultad para respirar, letargia, falta de apetito, pérdida de peso, muestras de dolor, gemidos, temblores, espuma blanca en la boca, o que el perro trate de rascarse la boca con insistencia.

En esos casos debemos acudir al veterinario para que alter a nuestro perro, y no estará de más hacerle algunas pruebas analíticas, para comprobar sus condiciones físicas internas.

por qué babean los perros

Qué razas de perros babean más

El tipo de perro que tengas también influye en la cantidad de babas que producen. Es decir, las razas de perros que más babean, como el Basset Hound, el San Humberto, el Boyero de Berna, o el Dogo de Burdeos tienen labios amplios y sueltos. Esto hace que al cerrar la boca, sus labios no queden firmemente apretados, y dejen resquicios abiertos, por donde las babas escapan con facilidad.

Por eso estas razas tienden a soltar baba más fácilmente, y esto se incrementa en momentos concretos, por ejemplo, si tienen delante comida que les hace salivar aún más. En estos casos no hay abounding que podamos hacer al respecto, más allá de colocar algunas toallas o trapos en zonas estratégicas de la casa, donde el perro pase más tiempo. 

Por qué mi perro babea cuando ve a otro perro

mi perro babea cuando vea otro perro

La causa de que un perro babee cuando ve a otro perro es la sobre excitación, o la ansiedad. Es decir, un perro puede estar tan emocionado ante la presencia de otros perros que su cuerpo comienza a segregar babas por la excitación que siente en anticipación al encuentro. Si el perro no lo pasa mal y simplemente está contento, en principio esto no debe preocuparnos.

Pero el caso puede también ser negativo. Un segundo motivo de este babeo es el miedo, ya que el miedo y la ansiedad son emociones estrechamente relacionadas. Así un perro excesivamente inseguro y asustadizo, puede babear cuando ve a otros perros, por el miedo que siente ante la abstraction de que ellos se le puedan acercar. Esto puede darse por ejemplo en perros rescatados, que previamente hayan sido maltratados, o perros que en el pasado hayan sufrido un fuerte ataque por parte de otro perro, y estén traumatizados.

En otras palabras, babear ante la presencia de otros perros puede tratarse de una conducta relacionada con el estrés y la ansiedad, que en casos extremos hace que la vida del perro no sea cómoda, y se requiera de la intervención de un especialista en conducta canina para ayudar al perro a superar estas emociones descontroladas.

Mi perro babea abounding y vomita

Es accustomed que un perro de vez en cuando vomite, por múltiples causas, como por ejemplo haber ingerido hierbas en el parque o haber comido algo en mal estado. A menudo, antes de vomitar, un perro saliva en exceso, y esto se debe a la sensación de náuseas que announce al vómito.

No obstante, si esto no es algo aislado que ha pasado una única vez, sino que lo ves de forma recurrente en tu perro, dejaría de ser algo sin importancia, y sí debes llevarlo al veterinario para una revisión urgente. También si el vómito está acompañados de los síntomas que hemos descrito antes, como la letargia, falta de tono, falta de apetito, síntomas de dolor, etc.

Hay otro caso que debería preocuparnos y es un perro que tose tan fuerte que al descargar su saliva el dueño lo confunde con un vómito. Esto que no es vómito en realidad, puede ser síntoma de la tos de las perreras, y también requiere una visita urgente al veterinario.

Por qué mi perro babea abounding y tiembla

Cuando un perro babea y tiembla mucho, normalmente necesita atención veterinaria, ya que puede estar sufriendo un ataque epiléptico o de otro tipo. Estos ataques pueden incluir entre sus síntomas el babeo, jadeo, temblores y convulsiones.

No se recomienda tocar a un perro que está en medio de un ataque, sino que en ese momento, debes llamar por teléfono a tu veterinario y seguir sus instrucciones. Es posible que él te diga que no toques al perro mientras está sufriendo el ataque, y que esperes a que se le pase, momento en que debes subirlo al coche y llevarlo directamente al veterinario.

Uno de los motivos por los que no se recomienda tocar a un perro que está sufriendo un ataque, es que a menudo pierden la consciencia o se sienten muy confundidos respecto a lo que está ocurriendo. Esto puede hacer que no reconozcan a su dueño, y sin querer, le muerdan cuando éste trata de manipularlos, creando una situación de abounding riesgo para el propietario.

El síntoma de temblores o convulsiones unido al babeo, es una condición que no debe ignorarse en ningún caso, y siempre requiere una visita al veterinario, al menos para descartar que se trate de una enfermedad grave. Algunas de las dolencias graves que pueden hacer que un perro tiemble son el moquillo canino, un fallo renal, cáncer o tumores, epilepsia, o la torsión de estómago.

Otra posibilidad, como hemos apuntado antes es que se trate de un envenenamiento, por haber ingerido substancias tóxicas como mata ratas, detergentes, herbicidas, etc. Si sospechas que tu perro está envenenado, debes acudir al veterinario sin perder ni un minuto, para que le realice una limpieza de estómago y lo estabilice con terapia de fluidos.

En los casos menos graves, el convulsion leve y el babeo pueden estar producidos simplemente por que el perro tenga calor, porque esté nervioso o excitado, o porque esté sufriendo algún tipo de dolor.