Uff.. Los pelos de punta pobre animal. Hace tiempo recogimos una chuchita y a su camada Yo llevaba dos cachorros y mi abbey llevaba 3 La perra iba sobre todo hacia mi abbey y hubo un momento un poco duro que yo crei que el beastly se tiraba a nosotros. Luego cambio y empezo a lanzar una serie de aullidos, gañidos que ponian la carne de gallina porque no era mas que una suplica «¿Donde te los llevas?¡No les hagais daño!». Mi abbey le tenia preparado un sitio debajo de las escalera de acceso al chalet, con un cajon, co jersey y mantas viejas donde beat a los cachorros, una alfombra para la madre y comida y agua y la madre se metio alli inmediatamente aun antes que llegaramos.
Pobrecita. Los cachorros los dimos cuando crecieron y la madre se quedo con nosotros hasta que murio

Responder